Una hipoteca sobre bienes inmuebles es una garantía que se formaliza cuando se solicita una hipoteca o un préstamo. El caso más común es precisamente el del banco que concede una hipoteca sobre la propiedad concedida con el préstamo para protegerse en caso de que este no se pague en su totalidad. Este gravamen representa una carga considerable para los inquilinos, que a menudo se preguntan cómo puede cancelarse o incluso extinguirse

Empecemos por conocer la definición correcta y entendamos cómo cancelar la hipoteca.

¿Qué es una hipoteca?

Según el Banco de España, la definición en la guía de acceso al préstamo hipotecario es: “La hipoteca es un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble”.

Se trata de un producto bancario que consiente al cliente recibir una determinada suma de dinero (capital del préstamo) por parte de una entidad de crédito (prestamista), a cambio del compromiso de devolverla, junto con los intereses correspondientes, a través de pagos periódicos (cuotas). Se diferencia de otro tipo de préstamos porque cuenta con una garantía adicional: el inmueble adquirido.

Todo préstamo hipotecario se constituye de dos partes fundamentales. La primera se trata del contrato de préstamo, en el que aparecen detalladas las obligaciones del deudor y las condiciones del préstamo, así como el plazo de devolución, las cuotas y el sistema de amortización. El segundo elemento es la garantía hipotecaria, que define que en caso de impago, el prestamista puede hacerse con la propiedad del bien hipotecado.

Condiciones del capital privado

¿Qué significa “cancelación de la hipoteca»?

Cuando hablamos de “cancelación de una hipoteca” nos referimos a tres posibles operaciones:

  • Pagamento de la última cuota de un préstamo hipotecario para dejar la deuda totalmente saldada.
  • Cancelación antes de tiempo una hipoteca, lo que significa, pagar toda la deuda para liquidarla (técnicamente se llama amortización anticipada total).
  • Dejar la vivienda libre de cargas, que es una operación que se lleva a cabo gracias al “levantamiento o cancelación registral».

En este artículo de PréstamosHipotecarios.Net te hablaremos de la tercera opción. Es decir, te explicaremos cómo dejar constancia en el Registro de la Propiedad de que has pagado completamente un préstamo hipotecario para que quite esa carga sobre tu vivienda.

Cómo cancelar la hipoteca por tu cuenta

Veamos ahora qué tienes que hacer para dejar tu vivienda libre de cargas. Si deseas hacerlo por tu cuenta, y no mediante una gestoría, entonces estos son los pasos que debes dar para tramitar la cancelación registral de la hipoteca:

  1. Pide el certificado de deuda cero a tu banco. Se trata de un documento gratuito que demuestra que has terminado de pagar la hipoteca. Algunas entidades lo entregan al momento, pero la mayoría tarda entre una y dos semanas (a veces hasta un mes).
  1. Encarga la escritura de cancelación a la notaría que prefieras.Tendrás que entregar al notario el certificado de deuda cero. Entonces él contactará con tu banco para pedirle que envíe a un representante para firmar la escritura.
  1. Recoge la escritura de cancelación firmada por el apoderado de tu banco.Tendrás que recoger en la notaría la escritura de cancelación, que estará firmada por un representante (apoderado) de tu banco.
  1. Presenta el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD) ante Hacienda. Deberás ir a la delegación de Hacienda de tu Comunidad para presentar y sellar el modelo 600 del IAJD, aunque, si tienes DNI electrónico, también puedes presentarlo telemáticamente. 
  1. Ve al Registro de la Propiedad. En este último paso tendrás que entregar la escritura de cancelación y el modelo del IAJD sellado por Hacienda al Registro de la Propiedad en el que esté inscrita tu vivienda. El registrador se encargará de eliminar la carga hipotecaria sobre tu inmueble en un plazo de 15 días. Si tu intención es vender, puedes aprovechar para pedir la nota simple al Registro, se trata del documento que acredita que la vivienda está libre de cargas.

Por lo general, te harán falta entre uno y dos meses para completar todas estas gestiones.