Comprar una casa es uno de los objetivos más comunes entre la gente. Teniendo en cuenta que la vida de una hipoteca puede durar hasta 30 años, es crucial planificar la compra y no dejarse llevar por el entusiasmo. Para algunos, la compra de una vivienda supone la ruina y para otros un mal negocio debido a las graves crisis financieras que han afectado a la economía en las últimas décadas. 

Además de informarse sobre tecnicismos importantes como el TIN, el TAE, el Euribor, la hipoteca fija o variable, es fundamental analizar primero el mercado inmobiliario de la zona y luego entender en qué momento se encuentra la economía y hacia dónde se dirige para no caer en un error que puede costar caro. 

Una de las estrategias más utilizadas para la compra de una vivienda es minimizar el riesgo contratando una hipoteca de la mayor duración y pagando así la cuota mínima e invirtiendo los ahorros de forma segura para multiplicar el valor en un plazo de 10 a 15 años y disponer de dinero suficiente para pagar antes la hipoteca, manteniendo la seguridad y sin correr el riesgo de tener una cuota demasiado alta.

Si estás decidido en adquirir una vivienda, esta guía te ayudará a comprender algunos aspectos fundamentales sobre cómo negociar una hipoteca en España.

Qué tener claro antes de negociar una hipoteca

Si vas a negociar la contratación de una nueva hipoteca tendrás que tener en cuenta:

  • Cuánta financiación necesitas.
  • Cuál es el periodo de amortización que deseas.
  • Qué tipo de interés y qué cantidad estás dispuesto a pagar.
  • Qué productos asociados deseas contratar.

A partir de aquí podrás definir tus propios objetivos y sentarte a negociar con las ideas claras. Es altamente aconsejable que la cuota mensual que paguemos por nuestra hipoteca no supere el 35 % de nuestros ingresos disponibles.

Características de un préstamo hipotecario

5 Estrategias para negociar la mejor hipoteca del mercado

Tenemos que saber que es posible negociar con nuestra entidad bancaria la mayoría de las condiciones que afectan a nuestra hipoteca, para intentar adecuarlas a nuestras necesidades.  Para negociar un buen préstamo hipotecario tienes que tener en cuenta 5  puntos imprescindibles que pueden ayudarte a contratar un préstamo hipotecario ideal que se encaja a tu perfil financiero. 

Estas son las 5 claves para la negociación de cualquier tipo de hipoteca y tipo de interés, como las hipotecas fijas o hipotecas variables.

  • Cuantos más ingresos, más posibilidades. Si nuestra nómina es contundente, tendremos más oportunidades a la hora de negociar un crédito hipotecario. Los bancos te verán con buenos ojos y será más fácil que aprueben el préstamo. 
  • Estabilidad laboral. Para que tomen seriamente en consideración nuestra petición es imprescindible tener una cierta regularidad en la entrada de nuestros ingresos en tu cuenta bancaria. De esta forma, los bancos se asegurarán de que procederemos al pago de la cuota mensual de la hipoteca en la fecha establecida. 
  • Colchón de ahorros. Contar con una suma importante de dinero ahorrado te permitirá pedir una cantidad menor de financiación y no una hipoteca 100% financiación. En este caso, el hipotecado deberá pagar una cantidad menor al banco y la entidad bancaria asumirá un riesgo inferior por el posible impago de esa financiación hipotecaria.
  • Permanencia. Será más fácil negociar una hipoteca si lo haces en tu banco habitual donde tienes una cuenta, ya que para ellos será más fácil acceder a tus datos. Al ser su cliente podrán acceder a tu historial y de esta manera, estudiar la posibilidad de conceder la hipoteca, con interés fijo o de tipo variable.
  • Vínculo con la entidad bancaria. Si además de ser cliente también tienes contratados algunos servicios bancarios vinculados pueden ser seguros, tarjetas de crédito o un plan de pensión. Al tener estos productos contratados, te será más fácil poder negociar unas condiciones hipotecarias favorables con el banco.

¿Cómo solicitar un préstamo con garantía hipotecaria?

Para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria tan solo tendrás que rellenar el formulario de solicitud o bien llamarnos al 93 485 20 00. Te atenderemos sin compromiso alguno y te asesoraremos para superar la situación de falta de liquidez que le ha llevado a este momento.