Si quieres utilizar tu vivienda como un aval hipotecario a la hora de solicitar un préstamo debes saber que en la ley 5/2019 que regula el funcionamiento de los contratos de crédito inmobiliario obliga de forma explícita en su artículo 13 a que se realice una tasación adecuada de la propiedad que se quiere utilizar como aval antes de la firma del préstamo. En este artículo te explicamos cómo se realiza esa tasación y cuáles son los aspectos en los que se fijará el profesional tasador para valorar tu inmueble.

Busca una empresa registrada oficialmente como especialista en tasación de inmuebles

Existen miles de empresas y profesionales que pueden realizar tasaciones de inmuebles. Todos ellos deben estar regulados por la ley 2/1981 de regulación del mercado hipotecario, el Banco de España y realizar aquellas tasaciones que se les encomienden conforme a lo que establece la orden ECO/805/2003 sobre las normas de valoración de inmuebles que se utilicen con finalidades financieras. Normalmente se trata de uno o varios arquitectos técnicos los que valoran la vivienda.

El precio medio de una tasación de una vivienda se encuentra actualmente sobre los 200 €


Documentación relativa al inmueble
tasación de viviendas como avales hipotecarios

El profesional tasador seguramente necesitará una nota simple del Registro de la Propiedad donde aparezcan todos los detalles de la misma, así como una copia de las escrituras y del catastro. De este modo podrá obtener todos los detalles de la vivienda a nivel, técnico, administrativo y legal: superficie útil, tipo de suelo, deudas que pesan sobre la propiedad, servidumbres a las que está sujeta…

Situación geográfica

La localización de la vivienda, incluso a nivel local, también se tiene en cuenta a la hora de valorar cualquier vivienda o propiedad inmobiliaria. Por ejemplo dentro de una misma ciudad estará mejor valorada una vivienda que se encuentre cerca de estaciones de metro y áreas verdes respecto a otra con peores comunicaciones y/o en zonas con ruidos y falta de servicios básicos.

Estado del edificio
edificio de viviendas

El estado de conservación del edificio donde se encuentra la vivienda o propiedad es un aspecto clave que el tasador tiene en cuenta a la hora de poner en valor el inmueble que se quiere tasar. Un edificio donde se han realizado trabajos de reforma y mantenimiento de fachada y balcones, que dispone de accesos adaptados a minusválidos, servicios comunes, ascensor…  estará mejor valorado que un edificio en la misma zona de la ciudad.

Estado de la vivienda

Así como el estado del edificio cuenta para poner en valor la vivienda, el estado de la misma también se valora. Por eso no se debe comparar la vivienda o propiedad a tasar con las viviendas de nuestros vecinos, ya que probablemente ambas dispongan de distintos cierres, accesos, materiales de construcción, distribución de espacios, servicios, insonorización y aislamiento y otro certificado energético (entre otras cosas), lo que hará que el valor también sea distinto.


Otros aspectos a tener en cuenta al tasar tu vivienda

Durante la tasación de nuestra vivienda se deberán tener en cuenta 2 cosas:

  1. Escoge una empresa o profesional con contrastada experiencia
  2. La validez de la tasación es limitada: como máximo será útil durante unos seis meses