Sin duda los préstamos personales son uno de los productos financieros más utilizados en España. Este tipo de créditos permite a los usuarios utilizar el dinero para diferentes acciones. Sin embargo no es lo mismo contratar un préstamo personal con un banco que con una empresa de capital privado. Los requisitos pueden variar considerablemente, además de la documentación que nos piden para poder solicitarlo.

En este artículo nuestros expertos van a intentar asesorarte sobre la documentación necesaria para solicitar un préstamo personal. Tanto la que tendrás que consultar antes de pedirlo como después de solicitarlo. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso, sigue leyendo.

Documentación necesaria para solicitar un préstamo personal

Documentación para solicitar un préstamo personal

A la hora de solicitar un préstamo personal necesitaremos presentar y consultar una serie de documentos. Con esta información obtendremos datos sobre las características del préstamo y la entidad de crédito conocerá nuestra solvencia.

Documentación a revisar antes de solicitar un préstamo personal

Como explicábamos unas líneas más arriba hay una gran diferencia entre un producto y otro. A pesar de tratarse del mismo tipo de préstamos. Las características, los intereses e incluso el papeleo pueden variar bastante de una empresa a otra. Por eso lo mejor es consultar ciertos aspectos para poder conocer bien el producto. Lo que nos permitirá decantarnos por un préstamo personal o por otro.

Para estar tranquilo y comprender a la perfección qué es lo que te están ofreciente no dejes de revisar los siguientes documentos:

  • FIPRE o Ficha de Información Precontractual. Puede que a día de hoy resulte una obviedad, pero hasta hace unos años este folleto informativo prácticamente no se ofrecía en las entidades bancarias. De hecho muchas de las entidades financieras no informaban adecuadamente a sus clientes de las características de los préstamos. De ahí que hoy en día sea un requisito obligatorio. Aquí podrás revisar las características básicas del préstamo. Desde los intereses, pasando por la TAE o si existen vinculaciones. En la mayor parte de los casos incluso podrás consultarlo por internet.
  • FIPER o Ficha de Información Personalizada.Cuando solicitas información más específica sobre un préstamo la entidad en cuestión realiza un estudio más personalizado. Aquí ya conocerás al detalle todos los datos de dicho préstamo. Si hay productos vinculados. Qué pasa si no cumplimos con los pagos. Si es necesario un aval… Esta ficha es obligatoria siempre que solicites cualquier crédito que supere los 200 €. Independientemente de que termines contratándolo con ellos o no.

Documentación a presentar antes de solicitar un préstamo personal

Ahora que ya sabemos qué documentos consultar para decidirnos por un préstamo personal o por otro, es el momento de conocer cuáles nos van a pedir las entidades de crédito. En general dicha información está relacionada con nuestra solvencia económica. Y es la que utilizará la entidad para saber si seremos capaces de devolver el dinero solicitado. En la mayor parte de los casos tendrás que presentar:

  • Una copia del DNI
  • Otra de la cuenta corriente en la que te realizarán el ingreso
  • Dependiendo del préstamo personal, algún documento que demuestre tu solvencia económica. Por ejemplo la copia del contrato, de tus dos últimas nóminas, de la declaración del IRPF si eres autónomo o algún documento que demuestra que cobras una pensión o prestación de desempleo.
  • Extracto bancario del último trimestre. Muchas compañías de crédito solicitan también un extracto bancario del último trimestre para saber los ingresos y gastos que tienes de manera permanente.

Con esta información ellos realizarán un estudio detallado de tu solvencia financiera. Lo que hará que consulten los principales ficheros de morosidad. Los bancos y cajas de toda la vida deniegan directamente los créditos a cualquier cliente que figure en uno de estos ficheros. Sobre todo si la deuda supera los 200 € y si está relacionada con un impago en el sector financiero.