Tanto si ya está jubilado como si se acerca la jubilación, es probable que se haya preparado con antelación para esta etapa de su vida. Pero con el aumento del coste de la vida y la prolongación de la esperanza de vida, cada vez son más las personas que se quedan sin fondos.

¿Cuál es la solución? Para algunos, una hipoteca inversa podría ser el billete para asegurar una jubilación cómoda.


¿Qué es la hipoteca inversa?

¿Qué es la hipoteca inversa?

Una hipoteca inversa es un préstamo que permite a los propietarios de viviendas mayores de 65 años en España convertir una parte del capital de su vivienda en dinero en efectivo. Este tipo de préstamo es especialmente atractivo para las personas que quieren, o necesitan, complementar sus fondos de jubilación.

¿Cómo funciona una hipoteca inversa?

Una hipoteca inversa funciona utilizando una parte del capital de la vivienda para pagar primero la hipoteca existente sobre la misma, es decir, si todavía tiene un saldo hipotecario. 

No está obligado a realizar pagos mensuales de la hipoteca inversa porque el saldo del préstamo no vence hasta que el prestatario final se muda de la casa, fallece, o el seguro, o no mantiene la casa.

Aunque no está obligado a realizar pagos mensuales, hacerlo podría reducir los intereses mensuales o evitar que se acumulen por completo. Si decide no hacer un pago mensual del préstamo, los intereses de ese mes se sumarán al saldo total del préstamo.

Después de liquidar la hipoteca existente, el prestamista de la hipoteca inversa le pagará los ingresos restantes de su nuevo préstamo. Si usted es propietario de su casa, recibirá todos los ingresos del préstamo, ya que no tiene que pagar primero el saldo de la hipoteca.

Como propietario de la vivienda, puede elegir cómo quiere recibir los fondos.

¿Qué responsabilidades conlleva una hipoteca inversa?

Es importante recordar que una hipoteca inversa sigue siendo un préstamo y, como propietario de la vivienda, usted sigue teniendo responsabilidades vinculadas al préstamo y a la casa.

  • Pagar los impuestos sobre la propiedad y el seguro del propietario.
  • Mantener la vivienda en buen estado, realizar las reparaciones y el mantenimiento.
  • Vivir en la casa durante más de la mitad del año como residencia principal.
  • Si no se pone al día en el pago de los impuestos y el seguro de la vivienda, no mantiene la casa o vive en ella menos de 6 meses al año, el préstamo puede vencer.

Sin embargo, si usted cumple con las obligaciones del préstamo mencionadas anteriormente, su hipoteca inversa no vencerá hasta que el último prestatario se mude de la casa o fallezca. Cuando esto ocurre, la vivienda se vende y el producto de la venta se utiliza para pagar el saldo del préstamo en su totalidad.

Por otro lado, si la casa se vende por más de lo que se debe en el préstamo, el dinero restante se entrega a usted o a sus herederos.

¿Quién puede optar a una hipoteca inversa?

¿Quién puede optar a una hipoteca inversa?

Para ser elegible para una hipoteca inversa, debe cumplir los siguientes criterios, como mínimo:

  • Debe tener 65 años o más.
  • Ser residente legal de España.
  • Debe tener suficiente capital en su vivienda, alrededor del 50%, pero la cantidad requerida varía según el prestamista.

Debe someterse a una evaluación financiera para asegurarse de que está en la mejor posición para obtener el préstamo.

Además de estos requisitos, su vivienda también debe cumplir los requisitos para el préstamo. Estos son algunos de los requisitos básicos:

  • La vivienda debe ser su residencia principal.
  • La casa debe estar en buenas condiciones y cumplir con las normas vigentes.
  • La casa no puede ser una casa móvil o fabricada.
  • Si la casa es un condominio, debe estar en la lista de condominios aprobados. Si no lo está, todavía puede ser elegible para una hipoteca inversa de propiedad.

¿Vale la pena realmente una hipoteca inversa?

Al igual que con cualquier otra decisión financiera importante, debe sopesar los pros y los contras de obtener una hipoteca inversa y decidir si es adecuada para usted. También recomendamos hablar con un asesor financiero que esté familiarizado con esta normativa en España.

Ventajas de las hipotecas inversas

Dependiendo de sus necesidades y objetivos financieros, una hipoteca inversa puede beneficiarte de las siguientes maneras:

  • Usted sigue siendo el propietario de la vivienda. Su nombre sigue figurando en el título de propiedad.
  • Puede acceder a su patrimonio neto sin tener que vender la vivienda ni pagar una hipoteca mensual.
  • Está protegido contra la caída del valor de la vivienda, ya que se trata de un préstamo sin recurso.
  • No hay restricciones en cuanto al uso de los ingresos. En otras palabras, puede utilizar los fondos en lo que quiera o necesite.
  • Incluso después del fallecimiento del prestatario, los cónyuges no prestatarios que no figuren en la hipoteca pueden seguir viviendo en la casa.

Contras de las hipotecas inversas

Aunque hay una serie de beneficios que vienen con una hipoteca inversa, el préstamo también puede tener algunos puntos que usted querrá considerar.

  • Dado que estará pidiendo prestado contra el capital de su casa, disminuirá su capital y aumentará su cantidad de deuda.
  • Si decide no realizar los pagos, el saldo del préstamo aumentará con el tiempo a medida que se acumulen los intereses.
  • Dependiendo del tipo de préstamo que elija y de cómo maneje su dinero, puede sobrevivir a sus ingresos.
  • Aunque los herederos tendrán algunas opciones para quedarse con su casa después de que usted fallezca, es posible que no pueda transmitir la casa a sus herederos sin que ello les suponga un coste.
  • El préstamo puede vencer por varias razones. Por ejemplo, el préstamo debe ser para su residencia principal. Si no vive en la casa durante más de 6 meses, el préstamo podría vencer. Asimismo, la hipoteca inversa vencerá si se muda de casa o fallece. También podría vencerse si no cumple con las responsabilidades del préstamo, incluido el mantenimiento de la vivienda y el pago de los impuestos sobre la propiedad y el seguro del propietario.
  • Como ya se ha dicho, debe seguir pagando los impuestos sobre la propiedad y el seguro de la vivienda. Si no está al corriente de estos gastos, su préstamo puede vencer.
  • Puede haber altos costes de cierre y tasas asociadas al préstamo.

Contacta con PrestamosHipotecarios.net

Si tienes cualquier duda y así lo deseas, ponte en contacto con nosotros mediante nuestra página de contacto, o bien por teléfono o email.