En el post anterior de este mes de febrero ya vimos que es el concepto de bono hipotecario.

En este nuevo post seguimos con los conceptos hipotecarios, pero en este caso vamos a ver qué es un aval hipotecario, cómo funciona, para qué sirve y quién puede solicitarlo. Como verás es un concepto totalmente diferente del bono hipotecario.

Qué es un aval hipotecario 

Qué es un aval hipotecario
¿Qué es un aval hipotecario?

Un aval hipotecario es un tipo de aval, es decir una forma de garantizar que un tercero realizará el pago de una deuda. Cuando alguien firma un aval, está poniendo su patrimonio y su dinero como garantía de que un tercero se hará cargo de la deuda de forma correcta, y en caso contrario será el propio avalista quién responderá por dicha deuda. 

No obstante, en el caso de un aval hipotecario, como su propio nombre indica, se trata de un aval constituido exclusivamente por un inmueble. Esto significa que en el caso de que la persona avalada incumpla con la deuda el prestamista o entidad bancaria acreedora tendrá derecho de quedarse con dicho inmueble para saldar la deuda mediante una ejecución hipotecaria.

¿Son habituales los avales hipotecarios? 

Los avales hipotecarios son muy habituales ya que por ejemplo son el aval que garantiza el pago de los préstamos hipotecarios, tanto si se trata de un préstamo hipotecario para la compra de vivienda (una hipoteca) como para otras finalidades.

Por tanto, un aval hipotecario es aquel tipo de aval conformado exclusivamente por un inmueble, sin importar si dicho inmueble está a nombre de la persona que firma el préstamo o de un tercero.

Qué implica ser avalista hipotecario de alguien

Como hemos dicho, ser avalista hipotecario de un tercero significa hacerse cargo de las deudas en el caso de que este tercero deje de pagarlas poniendo como garantía un inmueble de nuestra propiedad. Esto significa que el avalista está asumiendo un riesgo a nombre de otra persona.

Ventajas de los avales hipotecarios frente a otro tipo de avales 

Los avales hipotecarios ofrecen la ventaja de que ponen a disposición del acreedor o prestamista un activo de alto valor que raramente baja de precio: un inmueble. Por esa razón, firmar un préstamo ofreciendo un aval o garantía hipotecaria permite que las condiciones de este préstamo sean más beneficiosas para el firmante (como un TIN menor).

Además, para poder firmar préstamos con un aval hipotecario es necesario atenerse a la ley 5/2019, la reguladora de todos los préstamos hipotecarios que se firman en España, tanto si se firman a través de una entidad bancaria como si se hace a través de un prestamista particular. Las ventajas de poder atenerse a esta normativa es que se ofrece mucha protección tanto al prestamista como al cliente, y dicha normativa deja claramente marcados los derechos y deberes de cada una de las partes firmantes. 

Algunas de las ventajas de firmar un préstamo con aval hipotecario son las siguientes: 

  • Todos los préstamos se deberán firmar ante notario sin excepción. 
  • La TAE es más baja que otros préstamos
  • El cliente tiene derecho a una sesión de resolución de dudas independiente con su Notario para de este modo entender y comprender las implicaciones económicas en la firma del préstamo va a tener en su día a día. 
  • La normativa 5/2019 evita y obstaculiza las presiones comerciales para firmar el préstamo: obligatoriamente se deberá esperar 10 días útiles desde que el prestamista o entidad bancaria presenta la oferta hasta que el cliente pueda firmarla. Durante este tiempo el cliente podrá comparar diferentes ofertas y resarcirse sin que ello suponga un coste para él. 
  • Dicha normativa 5/2019 limita los gastos que debe asumir el cliente: solamente deberá hacerse cargo de la tasación de la vivienda o inmueble (para de este modo saber su valor) y la contratación de un seguro de vivienda u hogar que la proteja. 

Qué tipos de préstamos se pueden solicitar con un aval hipotecario 

Aunque mucha gente se cree que los bancos préstamos que se pueden solicitar con un aval hipotecario son las hipotecas para compra de vivienda, en realidad un préstamo con aval hipotecario puede usarse para multitud de situaciones. 

De hecho nuestra operativa está especializada precisamente en los préstamos hipotecarios, y ofrecemos financiación para: