En nuestro último post ya vimos el concepto de un aval hipotecario, que no es más que aquella garantía que se ofrece a una entidad bancaria de que un tercero realizará el pago de una deuda en caso de que el firmante del préstamo no lo haga.

Cómo vimos en este post, firmar un aval significa asumir cierto riesgo a nombre de una tercera persona, lo que significa que el avalista también tendrá dificultades en el futuro si quiere contratar servicios bancarios o préstamos.

Por eso a veces podemos encontrarnos con la necesidad de querer dejar de avalar a esa tercera persona, pero ¿cómo podemos hacer estos trámites? En este artículo hablaremos sobre las posibilidades que hay de dejar de avalar a una tercera persona en su préstamo. 

Relacionado: cómo salir de una hipoteca compartida


Cómo dejar de ser avalista en un préstamo 

¿Cómo dejar de ser avalista de un préstamo?
¿Cómo dejar de ser avalista de un préstamo?

Actualmente la figura del avalista no es muy usada, como sí lo fue durante los años 80 y 90. No obstante, puede ser que en algunos casos concretos todavía encontremos préstamos firmados conjuntamente por el tomador y un avalista. 

En el caso de los préstamos personales, préstamos hipotecarios y las hipotecas para compra de vivienda, la eliminación de un avalista del contrato de préstamo deberá siempre ser negociado con la entidad bancaria. 

PrestamosHipotecarios.net

En este caso, es bastante habitual que la entidad se niegue a retirar el avalista del contrato, ya que para ellos no disponer de un avalista supone asumir más riesgo en la operación. 

Relacionado: cuando prescribe una deuda hipotecaria

En el caso de que acepten el cambio, puede ser que el cliente tenga que pagar ciertas comisiones por los trabajos de estudio de la nueva situación personal del firmante (que ya no cuenta con un aval) y también el tipo de interés puede ser que aumente (ya que la entidad asume más riesgo).. 

En el caso de querer negociar la eliminación del aval de un contrato de préstamo hipotecario con una entidad bancaria, tendremos más éxito en nuestra negociación si ya nos encontramos al final del contrato de préstamo.

PréstamosHipotecarios.net

Dicho de otro modo, si ya hemos devuelto prácticamente la totalidad de nuestro préstamo y tenemos un histórico de pagos totalmente saneado, la entidad nos conoce desde hace tiempo y nunca hemos dado problemas, puede ser que acepten eliminar el avalista del contrato de préstamo. 

Te interesa: qué es una ejecución hipotecaria


Optar por una subrogación de hipoteca

subrogar hiptoeca
Siempre puedes subrogar tu hipoteca

Post relacionado: qué es la subrogación de hipoteca

Si la entidad bancaria con la que trabajamos se niega a quitar el aval de nuestro contrato de préstamo, siempre tenemos la opción de subrogar la hipoteca. Una subrogación es simplemente continuar el préstamo con una entidad bancaria diferente de la que estábamos. Obviamente, en el caso de optar por una subrogación la nueva entidad bancaria debería aceptar el no incluir a un avalista en el contrato.


¿Es legal la figura del avalista? 

Al igual que ocurrió con la cláusula suelo, la figura del avalista o el afianzador en un préstamo hipotecario se ha puesto en duda a raíz de ciertas sentencias judiciales en su contra. No obstante, de momento las cláusulas en relación a posibles avalistas de un préstamo puede ser que sean incluidas en el contrato por la entidad bancaria, por lo que nunca está de más preguntar directamente o leerse detenidamente el contrato antes de firmarlo.